¿Eres de esas personas que suele acumular y acumular cosas y no acordarte ni siquiera de qué es lo que tienes guardado en algún lugar? Bueno querido lector, te tengo una noticia, todas esas cosas no te están haciendo verdaderamente feliz.

En vez de asignarle un valor emocional a todas las cosas que tienes, busca el sentido práctico. Hay bienes que no utilizas y perfectamente le podrían servir a otra persona, un amigo, un desconocido. Por ejemplo, hace cuanto no regalas uno de tus libros, un poco de ropa, etc. Como personas, nuestro mayor valor es el poder entregar parte de lo que tenemos al resto, y así contribuir a hacer este mundo un poco mejor.

Busca tener menos cosas, que realmente signifiquen algo para ti, prefiere la calidad antes que la cantidad. Esos varios pares de zapatos se están volviendo viejos y olvidados, sólo necesitas unos cuantos, muchas personas estarán agradecidas de poder usar lo que alguna vez fue tuyo.

Mientras más cosas tienes, más preocupaciones debes cargar y por lo tanto traes mayor apego y un mayor sufrimiento. Imagínate con 20 autos diferentes, renovando 20 seguros todos los años, con 20 controles técnicos… ¿se vuelve algo complicado no? eso mismo pasa con el resto de fenómenos.

Finalmente, hay cosas que debes dejar ir. Cosas que no ocupas y no volverás a ocupar, tómate un tiempo y revisa las cosas que tienes sólo por comodidad o seguridad. Hay alguien ahí afuera que lo necesita más que tú.

¡Gracias por leer!

Anuncios