En esta entrada voy a comentarles mi visión sobre lo que yo llamo “El arte de concluir las cosas” y tiene relación con como dice su nombre, con la acción de cerrar los procesos y etapas en las distintas áreas de nuestra vida.

Es común a todos, el hecho que nos aventuremos en alguna idea, nuevo deporte, plan de viaje, cambio de trabajo, nueva serie de TV, un libro, algún videojuego, entre otros. El tema está en que muchas veces (sí numerosas), abandonemos la actividad y la dejemos a medio camino, perdiendo tal vez la mejor parte. Lo descrito anteriormente aplica para un gran numero de fenómenos y se produce por tres principales razones:

1. El poco interés inicial en la actividad.

2. Falta de motivación y energía.

3. Comentarios negativos del exterior hacia dicha actividad. Esto es mucho más común con decisiones de vida como la carrera, los deportes, etc.

Para ir cerrando y completando los círculos, es necesario que nos dediquemos a cosas que realmente nos gustan, tengamos la motivación de hacerlas y los comentarios del exterior tengan poca relevancia y no cambien nuestro comportamiento.

Parte de la libertad se construye con el poder y determinación de tomar propias decisiones y elecciones. El concluir las cosas en el momento que consideremos oportuno y con la consciencia del acto mismo, es completar los círculos y avanzar. La mente se entrena y aprende a que las cosas tienen un comienzo y un fin, una partida y una meta.

¡Gracias por leer!

Erick.

Anuncios