Faltan 9 días para que comience el esperado viaje a China. La ansiedad la empiezo a sentir, de la misma forma que los nervios por el viaje. Es un nuevo viaje, un nuevo destino y completamente diferente a los que he podido visitar, con una cultura local 100% distinta, con otros hábitos, costumbres, geografía, etc.

Compartir mi experiencia junto con otro grupo humano totalmente distinto es sencillamente enriquecedor y motiva las ganas de seguir trabajando, estudiando y entrenando estos días. Han sido varios meses duros con mucho trabajo, muchos cambios personales y muchas responsabilidades.  Donde también he podido conocer a muy importantes personas que sin duda marcaran mi año 2014 y muchos años más para bien.

Se acercan los días donde me fundiré entre la multitud de la población china, sus altos edificios, interminables calles, unas ciudades cosmopolita, los templos budistas y confucionistas, las calles estrechas, lo frenético de una capital del mundo y lo desconocido. Un verdadero imperio que ahora le da una sonrisa a todo aquel viajero o turista que tenga la posibilidad de pisar sus tierras y compartir con ellos un té.

Desde el viaje en adelante le voy a dar más vida y contenidos al blog.  Seguiré con las temáticas asociadas al budismo, lo espiritual, los viajes, el viaje a China, tips y consejos, etc. Finalmente durante mi estadía en Hong Kong y Macao estaré contando highlights puntuales de los lugares que esté visitando y contándoles como es la vida al otro lado del mundo.

Hasta pronto.

Anuncios