Llevo exactamente 1 semana en Hong Kong y les he contado con detalle sólo sobre mi visita a la Isla de Lantau el día lunes.

Durante todos estos días me he sentido un ciudadano más y ya habituado a las costumbres diarias de esta ciudad. En esta entrada no solo quiero describirles alguna de las actividades que realice por día, si no que también voy a enfocarme en darle un sentido practico al post para todo aquel que quiera venir a aventurarse a la ciudad de altos edificios y razas combinadas.

Hong Kong MTR Map

Para poder recorrer Hong Kong de la forma más simple es andar a través de las líneas del metro MTR y de los ferries en las costas. Ambos sistemas funcionan bajo un pago de una tarjeta llamada Octopus, la cual puedes cargar por un mínimo de 50 HKD ($3.500 CLP o 7 USD). Con esto ya te puedes mover a la mayoría de los puntos donde se conecta con buses y trams, que funcionan bajo el mismo sistema.

Por otro lado, en la ciudad casi todas las atracciones tienen algún costo monetario a nivel de entrada o pase, durante mi viaje tuve que pagar por: Ngong Pin 360 para ver al Buda Tian Tan, Sky 100, Victoria Peak. Si hay poco presupuesto igual para cada destino hay una alternativa más económica.

– 4/5 febrero 2014:

Todos estos días me dedique a recorrer Hong Kong en profundidad, por las partes más nuevas como por las antiguas, las más humildes y la cara que oculta la ciudad.

Comencé caminando por Nathan Road hasta llegar a Yau Matai Tei, un poco intervenido por comerciantes Indios e Tailandeses que me ofrecían cosas, ya sea marihuana, trajes, prostitutas. Seguí avanzando e ingrese a una estación de metro para ir a Central, como dice el nombre, la parte central de la ciudad de Hong Kong, donde se encuentra  el Main Building de la HSBC y otras atracciones locales.

Luego seguí caminando por Central y llegué a lugares que no tenía idea que existían en Hong Kong, caracterizado por los fuertes olores, algunas calles en mal estado y lo raro que era ver tiendas de lujo al lado de una señora con un puesto en mal estado para reparar llaves. Tal vez el desarrollo alcanzado sólo sea para los afortunados que han podido acceder a la era digital o tienen algún conocimiento del mismo, las personas con oficios mas modestos, siguen viendo el desarrollo desde afuera.

Posteriormente fui a almorzar algo al IFC Mall, pero no tuve buenos resultados, todo estaba lleno o era extremadamente caro, primero para el día y luego para almorzar solo. Así que decidí comer algo local en 7-Eleven, acá fui cuando conocí las Fish Balls.

Durante estos dos días me convertí en un maestro del MTR, ya me sabía las estaciones, los tiempos, las combinaciones. Lo que parecía confuso en un comienzo ya se me había tornado familiar. Regrese al hostal New Tokyo de las Chunking Mansions  y dormí una siesta.

Mención especial merecen las Chunking Mansions, el edificio más cosmopolita y rudo de Hong Kong (se dice que acá hay más razas por m2 que en la ONU), donde las colas al ascensor y las cámaras de seguridad eran rutina de todos los días. Donde he podido ver la mayor cantidad de diferente tipo de nacionalidades mezcladas en un solo lugar (sí, más que en un aeropuerto). Por describir algunos: indios, argelios, coreanos, japoneses, britanicos, españoles, argentinos, estadounidenses, etc. A diferencia de lo que pensaba el lugar resultó ser mucho más seguro y acogedor que la propia calle. Mi dormitorio estaba en el piso 16 y era el 1616, remodelado y con todos los servicios que pagué.

El 5 de febrero comencé dirigiéndome a Mong Kok, pero no me fue bien, en China los comerciantes de feria comienzan sus labores a las 11 am y yo estaba ahí a las 10 am, eso fue algo que aprendí. De ahí fui al Sky 100, el 5to edificio más alto del mundo, tuve que pagar una entrada de como 32 dólares, pero sin duda la experiencia lo vale, al subir al ascensor te sientes como en una película de ciencia ficción y los casi 400 metros que subes se sienten.

Siguiendo con este día, fui a Wan Chai y conocí un poco desde este angulo de la ciudad, hay muchas construcciones en curso y mucho chino de la Mainland (China continental) que viene a sacarse fotos.

Ya eran las 15:30 pm y fui a almorzar a Tsim Sha Tsui East los mejores noodles con carne que he comido en China, en una “picada” cara, ya que cada plato esta al borde de los 14 dólares americanos. En eso mi amiga Lay me aviso que nos juntáramos a las 17:30 en el MTR Cause Bay y junto con Daryl, su pololo, fuimos a comer ramen en un local llamado Ichiban.

Posteriormente la noche continuo a través de unos barrios más pobres en Yau Mai Tei para retornar a Mong Kok y por fin encontrar la Feria Ladies Market, un lugar tipo persa donde se pueden encontrar cosas a más bajo costo (siendo aún a mi juicio, caro). Luego de eso, tomamos un Bus a TST East y fuimos a un bar llamado RA, donde bebimos unas cervezas y terminamos el día.

– 6 de febrero:

Este fue otro día con especial significado en la parte espiritual…

Comenzó desayunando a lo China, con un montón de comida con Lay y Daryl, y su tío (y eso que yo ya había desayunado algo). Luego nos dirigimos al MTR Prince Edward, donde habían mercados lugareños más pobres y una parte clásica de Hong Kong. La aventura continuó yendo a Mong Kok al mercado de las flores y al Street bird garden.

Finalmente antes de almorzar nos dirigimos  al Templo Wong Tai Sin, un templo taoísta bastante especial, ya que para hacer el recorrido “de las 3 estaciones” debes ir con 9 inciensos, 3 por etapa quemándose. Así, recibido por todos los signos del zodiaco chino comienzan las etapas y en cada una 3 rezos, para finalmente terminar el recorrido en un muro donde todas las personas escriben sus buenos deseos, bastante especial.

En la noche fuimos a Central a 2 bares, uno “internacional” y otro más local, donde la mayoría de la música era electrónica, una buena experiencia para conocer el carrete en Hong Kong, todos suelen hacer “previa” porque el trago es muy caro.

– 7 de febrero

El día comenzó yendo con Lay y Daryl a un área de Hong Kong, llamada New  Territories, que es la parte que queda al norte de Kowloon (el centro por decirlo así), acá fuimos a una localidad de pescadores llamada Lau Fau Shan y conocimos la realidad de las personas del mercado, y primera vez que veo que dejen los mariscos al sol para luego comerlos…

Luego fuimos a West Kowloon Cultural District, una parte donde hay espectáculos de opera, música o ferias libres. Ese día estaba todo cerrado y la única atracción era Jackie Chan, que estaba grabando una película al frente de la costa, lo protegían cerca de 10 guarda espaldas que tenían un perímetro cerrado, faltó la foto!

Terminando un descanso en el lugar que les mencioné nos dirigimos a MTR Austin, una estación que queda cerca de Tsim Sha Tsui donde fuimos a comer a una picada local, comida típica de HK, donde el Milktea y las Fishball pueden hacer una mala combinación si ya no tenemos el estomago acostumbrado a la cocina china. por suerte todo anduvo bien por mi lado.

El viaje continuó atravesando en Ferry la costa de HK desde Kowloon a la isla de Hong Kong al frente, sumado del tram que tomamos para conocer  más Central HK. Cumplidas las 19:00 nos dirigimos en MTR a la casa de Daryl a cenar con su familia (mencionar que yo creo que en todo lo que va de viaje, esta ha sido la ocasión que más he comido).

8 de febrero

Este fue el último día que me dedique a recorrer en profundidad Hong Kong, esta vez fue más discreto ya que necesitaba descansar, para juntar fuerzas para ir a Shenzhen y recorrer Macao la otra semana.

Partí dirigiéndome al Central Pier en Central HK para tomar un bus para llegar a Victoria Peak, una de las partes más altas de la ciudad, con buenas vistas y un descenso en tram memorable. Lamentablemente el clima no me acompañaba mucho y habían nubes que amenazaban con un diluvio en cualquier momento, de igual forma, subí.  Llegando al peak, encontré que realmente estaba a la altura de las nubes y hacía mucho frió. Al estar un rato allá tome el tram para el descenso y no perderme las vistas, encontré fenomenal la forma en la que bajaba, pero sentí que el trayecto fue muy breve (no superior a 10 minutos).  Si pudiera recomendarles entre el Sky 100 o Victoria Peak, les recomiendo Sky 100.

Ya después de almuerzo me dedique a comprar algunos regalos en el IFC Mall y descubrí una tienda budista llamada Buddhist Philosophy Bookshop, realmente una maravilla, queda en las galerías de Central Pier, gate 7.

El día termino yendo a el Museo de Arte de Hong Kong y a recorrer la Av. de las Estrellas nuevamente, donde compre un par de artículos de Bruce Lee, sin duda una de mis mejores inversiones.

Así fue como viví esta semana en Hong Kong, una semana que paso rápida, conociendo la comida china tradicional, siendo un ciudadano más del MTR, viendo las calles en sentido contrario al nuestro en Chile y sorprendiendome por costumbres como por ejemplo:

– Eructar en la calle no es mal visto.

– Escupir es permitido si lo haces en un papel higiénico.

– No poder fumar, ni comer, ni beber líquido en el transporte público. Hay multas desde los 2.000 HKD.

– Dejar las sobras de comida en la misma mesa

– El escueto contacto humano que tienen los chinos

– La simpatía de la gente china en la calle.

– La extrema conciencia de no contagiar al resto de enfermedades.

Gracias por leerme!

Erick.

Anuncios