Muchos de nosotros, tenemos ideas y conceptos que han sido adquiridos ya sea por el entorno, la educación, las amistades, grupos e intereses personales… Sin duda uno de los temas que me llaman la atención y de los que he ido aprendiendo con los años es en relación a la disponibilidad del poco mensurable tiempo.

Así es, el tiempo va y no nos espera, está siempre ahí presente, solo simplemente existe y es parte de lo que llega y se va. Especial interés causa el poder administrar nuestro tiempo como queramos y de la forma que nosotros queremos. Un problema moderno? no lo creo, ya lleva así bastantes vueltas al sol.

Y dado que somos seres finitos, como todas las cosas, es de suma importancia poder acometer y cumplir todo lo que queramos en la medida de lo posible y alcanzable.  Ese poder de poder realizarse junto a lo que no es tangible. Pero el tiempo es más fuerte y en estas mismas letras, yo estoy consumiendo el mio voluntariamente. Algunas otras formas de poder administrar el tiempo como uno lo desea, dándose espacios y dejando de culpar al resto:

Acostarse o despertarse más temprano para poder hacer lo que tú quieres.

Dejar de hacer algo por otra cosa: sí, a veces hay algo más importante que te gustaría hacer y lo postergas.

Planificar y planificar: planificar siempre tiene ventajas, así hemos avanzado como civilización y al contrario de lo que puedan dictar los hippies, fluir es muy importante, pero hay que saber por donde y cuando.

En el caso de viajar, aplica totalmente, sobre todo si nuestro presupuesto va como carga junto con el tiempo, y también nuestras energías. Saber distribuir esto de forma inteligente nos permite explorar muchas más posibilidades, que si dejáramos todo al azar (a veces sí, tenemos suerte, pero no es regla).

Algunas cosas que mejoran con gestionar bien el tiempo, aplicado a los viajes:

– Recorres más kilómetros, si partes de mañana

– Optimizas el dinero, los atrasos siempre se pagan con dinero (si no pregunten por los check-out en los hostales)

– No debes andar corriendo para todas partes, si no a tu ritmo

– Tienes el control de la situación y eres el real dueño de cada paso

 

El que no quiere ponerse en marcha y actuar, simplemente no desea hacer algo. De uno depende colocarse al ritmo de la corriente y tomar el timón.

Now, water can flow or it can crash…

Anuncios