Para comenzar a hablar sobre el conocimiento llamado Budismo, les puedo decir que trataré de ser lo más objetivo posible (dentro de lo posible en este contexto).

La creencia o filosofía de vida del futuro a mi parecer es el budismo, dado que es una de las únicas corrientes que se centra en lo experencial y sensible de cada persona. Para quienes no tengan conocimiento de qué es el budismo, acá una BREVE reseña:

El budismo histórico se remonta desde el siglo V a.C y tuvo lugar gracias a una persona llamada Sidharta Gautama o el “Buda”. Sidharta nació como príncipe en una familia real y a los 29 años abandonó esa vida mundana y artificial al presenciar las cuatro visiones (del budismo), es decir, presencio la vejez, la enfermedad, la muerte y un asceta que buscaba liberarse del sufrimiento. Al huir del palacio donde paso los primeros 29 años de su vida se dedico a buscar la iluminación con diferentes maestros, pero no encontró satisfacción o avance con ninguno dado que todos se centraban en extremos, unos eran muy ascetas y otros se privaban en exceso de ciertos comportamientos. Al darse cuenta de esto decidió seguir El Camino Medio, un camino moderado y libre de extremos. Así luego de 6 años de meditación sin obtener los resultados esperados finalmente en una luna llena del mes de mayo logra el estado de la iluminación…

Podemos seguir de largo con la historia y propagación del budismo a nivel histórico, pero me voy a referir ahora puntualmente a aspectos prácticos que permiten que este estilo de vida a través de la meditación sea beneficioso para quienes lo practican:

  • Reduce el estrés y las cargas emocionales
  • Produce relajación física
  • Más consciencia sobre los procesos del pensamiento.
  • Fomento de la autocomprensión
  • Mayor empatía frente a los demás (ideal aplicarlo en el trabajo si se trabaja en empresa o en alguna organización, de verdad, da resultado).
  • Mayor desarrollo del pensamiento creativo

Por otro lado, al tratarse de una “receta”, no impone cosas, sólo las sugiere. Es decir, cada uno sabe lo que es bueno para si mismo y cada uno tiene el deber de purificarse (en los aspectos de la vida que sean). Si no, cada uno es el responsable de sus propios actos y decisiones, sin culpar a nadie y tomando responsabilidad activa frente a la vida, los acontecimientos y también siendo protagonista directo de cada acción en ella.  El asumir esa responsabilidad personal de hacerse cargo, es algo que muchas personas todavía no están preparadas para asumir, pero si es bueno que consideren que lo que les ocurre y les va ocurrir, tiene que ver con procesos de ustedes y su vida, que no hay nadie que va poder cambiarlos en su lugar.

En próximas publicaciones seguiré profundizando en algunos temas acá expuestos.

Son bienvenidos diferentes puntos de vista y cualquier feedback. Sí están interesados en practicar budismo de forma activa, les recomiendo el Centro de Meditación Drikung Kagyu, donde reside mi maestro Ven. Khenpo Phuntzok Tenzin Rinpoche: http://drikungkagyu.cl/

Hasta pronto!

Anuncios