Los mejores lugares de Lisboa con los mejores precios los puedes encontrar con Ticketbar.

Los días recorridos en Portugal me producen cariño y cercanía a su gente. Creo que por lo cerca que pudimos recorrer sus celebraciones y también su ambiente más cotidiano en un día de semana ordinario.

Lisboa:

Llegar a Lisboa nos tomó cerca de 10 horas desde Madrid y pudimos apreciar la diversidad de climas existentes a pocos km de distancia. Al entrar al país nos hicieron un control fronterizo de documentos pidiéndonos los pasaportes y revisando los timbres de la entrada al territorio Schengen.

Al alcanzar Lisboa Oriente (estación de buses, trenes y metro) alcanzamos a comprender como funcionaba el sistema de transporte con ayuda de un asistente de estación para posteriormente dirigirnos a la estación de trenes CP (Comboios de Portugal) en dirección a Cascais, buscando poder llegar a la casa de nuestro contacto de CouchSurfing llamado Wilmer.

Sao Pedro do Estoril

En la estación São Pedro do Estoril de CP y con un poco de ayuda de un transeúnte llegamos a la casa de Wil. Wilmer es de una familia Portuguesa-Venezolana y reside allá desde hace más de 4 años. Al llegar nos recibió con su madre, nos converso sobre la ciudad y también nos contaron sobre los problemas que enfrenta la Venezuela actual, que independiente del color político que se lleve es algo real.

El viernes 12 de junio 2015, fuimos a recorrer los diferentes atractivos obligados en la ciudad marcados por la historia como por ejemplo: Torre de Belém, El monumento de los conquistadores, Pastéis de Belém, Praça do Comércio y finalmente llegamos a la calle histórica Barrio de la Alfama, donde las calles se estaban cerrando y todo el mundo preparando para las fiestas de Portugal de 2015 (fiesta religiosa en honor a  San Antonio). Sin pensarlo, llegamos justo al inicio de estas celebraciones, donde la sangría y la cerveza eran las dos principales estrellas y la fiesta se tomaba la ciudad por completo desde este este día y así sería hasta fines de julio.

Cascais:

Llegar a Cascais se pueda hacer a través de los Comboios y es la última estación de la línea, la cual da directamente al centro de la ciudad.

Es fácil ver que es una de las partes más ricas de todo Portugal. Sus calles repletas de restaurantes caros y calles angostas lo hacen atractivo para cierta porción de turistas entusiastas. Sin embargo, dista una enormidad del aire que se respira en Lisboa.

cascais1

Un buen lugar de Cascais para pasar el día de forma tranquila es Boca do Inferno, una especie de roquerio con algunos pescadores artesanales y tranquilidad por los aires.

Adiós a Portugal:

Nos movemos de Lisboa con un sentimiento profundo de gratitud hacia la familia de Wilmer y también hacia el pueblo de Portugal que nos recibió de buena manera y pudimos conocer en mayor profundidad.

Es injusto venir a Europa y no conocer este país. Debería ser un destino más frecuentado por viajeros y turistas, ya que alberga un montón de sorpresas en su andar.

Lisboa, Portugal

Anuncios