Desde el año 2013 que no he escrito sobre ningún viaje dentro de mi país y durante este mes de marzo fue posible conocer diferentes lugares con una belleza natural increíble a través de un recorrido realizado por auto. Chile aún alberga una gran cantidad de lugares menos intervenidos por la mano humana.

PUCÓN

Pucón fue el primer destino tras casi 8 horas de ruta desde Santiago de Chile y la primera parada antes de llegar a Puerto Varas. El Volcán Villarrica es lo primero que uno nota al ir acercándose a la ciudad junto a su lago del mismo nombre. Pucón debe ser una de las ciudades más visitadas en Chile por turistas por la gran cantidad de actividades outdoor que se pueden realizar, desde ascender al Volcán hasta realizar rafting, siempre acompañado de un entorno natural envidiable.

Por otro lado, la herencia mapuche se encuentra presente en gran parte de las calles ya sea por algún monumento, algún nombre o alguna referencia en particular.

Otros puntos a destacar son sus playas y plazas, las cuales regalan únicos atardeceres con nubes a baja altura, cerros con colores verde oscuros y un sol anaranjado que refleja toda su vida en el agua del lago.

VILLARRICA

Esta ciudad tiene mucha más marcada la cultura mapuche, lo cual se ve reflejado en sus esculturas de madera en diferentes puntos, desde esquinas, ferias artesanales a centros culturales.

Algo que nos gusto muchísimo de Villarrica es su comida casera y preparaciones típicas las que se pueden encontrar en los mercados a un bajo precio. Otro elemento muy marcado en su construcción es el uso de la madera, ocupado en señaléticas, fachadas de negocios, entre otros.

Estos dos primeros lugares dentro del viaje por Chile mostraron alguna de las cosas que se pueden ir encontrando más abajo, aún más al sur.

Anuncios